Rejoignez Hero et inscrivez vous en liste d’attente ici
Rejoignez Hero et inscrivez vous en liste d’attente ici
Image
Produits
arrowUp
Produits
backIcon
Blog

Financiar y optimizar las necesidades de capital circulante con facilidad

Financiar y optimizar las necesidades de capital circulante con facilidad

Temps de lecture : 4 minutes

Según un informe de la Comisión Europea, el 50% de las empresas que se crean no sobreviven más de 5 años. La culpa la tiene la dificultad de encontrar una forma eficaz de financiar su necesidad de capital circulante (NCC), también conocida como WCR, por sus siglas en inglés. Representativo de la salud financiera de una compañía, la NCC es un indicador clave que todo director de empresa debe vigilar lo más de cerca posible. ¿Cómo calcularlo e interpretarlo? Te lo contamos todo en este artículo.

Recordatorio de qué es la NCC (necesidad de capital circulante) y cómo se calcula

NCC o necesidad de capital circulante, es un término comúnmente utilizado el vocabulario financiero.

Definición de necesidad de capital circulante

La necesidad de capital circulante hace referencia a la cantidad de dinero que una empresa necesita para cubrir un desfase de tesorería debido al desequilibrio entre sus gastos e ingresos.

En sus operaciones, la empresa debe realizar gastos para constituir su stock, crear su oferta, generar publicidad, etc. Todos estos costes juntos representan su precio de coste. Estos son los gastos preliminares en los que debe incurrir la empresa antes incluso de poder percibir ingresos. Recién cuando venda sus productos, podrá cobrar el precio de coste más el margen para obtener ganancias.

Sin embargo, puede transcurrir un lapso de tiempo entre la realización de estos gastos y el cobro de los ingresos. Un crédito comercial no suele liquidarse inmediatamente. Del mismo modo, las mercancías pueden permanecer en existencias durante un periodo más o menos largo. Por lo tanto, la NCC corresponde a este desfase de tesorería permanente entre las salidas y las entradas de tesorería de la empresa.

¿Cómo se calcula la necesidad de capital circulante?

Calcular la NCC es importante desde el inicio de la compañía. De hecho, es uno de los datos clave de un plan de negocio. Un mal cálculo puede poner en peligro una empresa incipiente.

Cuando la empresa funciona a pleno rendimiento, sigue siendo necesario calcular la NCC, ya que sirve para evaluar la salud financiera de una empresa. Esta debe calcularse periódicamente y luego compararse y analizarse. Un exceso de capital circulante envía una señal errónea sobre la salud financiera de la organización.

He aquí la fórmula para calcular el capital circulante :

NCC = Existencias medias + (Promedio de créditos comerciales pendientes - Promedio de débitos comerciales pendientes)

Por lo tanto, el cálculo de la NCC implica los siguientes elementos:

  • El importe de las existencias medias de la empresa. En otras palabras, es la cantidad mínima de existencias que necesita la empresa para funcionar.

  • Promedio de créditos comerciales pendientes. Es el importe de las facturas de clientes pendientes de pago.

  • Promedio de deudas pendientes con proveedores. Es el importe de las facturas que la empresa aún tiene que pagar a sus proveedores.

El resultado puede ser:

  • Nulo

  • Positivo

  • Negativo

Si es positivo, es decir, superior a 0, los gastos de la empresa son superiores a sus recursos. Por lo tanto, debe financiar esta diferencia por naturaleza a corto plazo a través de su fondo de maniobra o mediante deudas a corto plazo.

Si el resultado es igual a 0, los recursos de la empresa son iguales a sus gastos. Por tanto, no tiene necesidades de financiación, pero tampoco tiene ningún excedente financiero.

Si la NCC es negativa o inferior a 0, este es el mejor de los casos. Pues, los gastos de la empresa son inferiores a sus recursos. Gracias a ello, la empresa generará un excedente financiero que podrá añadir a las ganancias netas de su compañía.

Ejemplo concreto de cálculo

A continuación le compartimos un ejemplo concreto del cálculo de la necesidad de capital circulante.

Tomemos una empresa X con las siguientes características:

  • Ventas sin IVA: 400.000 euros

  • Ventas IVA incluido (al 20%): 480.000 euros

  • Las compras representan el 35% de las ventas sin IVA: 140.000 euros

  • Condiciones de pago a clientes: el 45% paga a 30 días y el 55% a 60%

  • Condiciones de pago a proveedores: el 25% de los proveedores de la empresa pagan a 30 días y el 75% a 60 días

  • Existencias de productos acabados: 10 días de ventas sin IVA

  • Existencias de materias primas: 1 mes de compras sin IVA

Así calculamos la NCC de la empresa X:

  1. Existencias de productos terminados:

400.000 euros x 10/365 = 10.959 euros

  1. Existencias de materias primas:

140.000 euros x 1/12 = 11.666 euros

  1. Importe de los créditos comerciales:

45% x 30 días = 13,5 días

55% x 60 días = 33 días

46,5 días de facturación IVA incluido

480.000 euros x 46,5/365 días = 61.150,68 euros

  1. Importe del crédito proveedor:

25% x 30 días = 7,5 días

75% x 60 días = 45 días

es decir, 52,5 días de compras IVA incluido

140.000 euros x 52,5/365 días = 20.136,98 euros

Por lo tanto, el capital circulante = (10 958,90 + 11 666,67 + 61 150,68) − 20 136,99 = 63 639,27 euros

Esto significa que la empresa necesita 63 639,27 euros de capital circulante para financiar su negocio.

¿Cómo se financia la necesidad de capital circulante?

Si ha calculado su capital circulante y resulta positivo, entonces hay que financiarlo. En este caso, tiene varios alternativas de financiación:

Utilizar la cuenta corriente de los socios

La suma de dinero que se debe financiar es pagada por los socios de la empresa. Estas sumas se reembolsan a los socios con una remuneración a un tipo determinado y, generalmente, son concedidas a corto plazo. Las aportaciones en cuenta corriente de los socios pueden reembolsarse en cualquier momento.

Descubierto bancario

Al tratarse de un método de financiación a corto plazo, puede ser una buena solución para cubrir pequeñas necesidades financieras. Consiste en una autorización concedida por el banco que permite a la empresa retirar una cantidad superior al saldo de su cuenta. La cuenta de la empresa queda así en débito negativo según un límite máximo y una duración delimitados en un contrato firmado con el banco.

Factorización

La factorización es una técnica financiera que consiste en que una empresa cede los créditos de sus clientes a una tercera organización denominada factor, que comprueba las finanzas de la empresa solicitante y de su cliente y, a continuación, adelanta el pago del crédito a la empresa (menos una comisión). A continuación, corresponde al factor iniciar los procedimientos de cobro para recuperar la deuda del cliente.

La ventaja para la empresa que solicita el servicio de factorización es que puede acceder rápidamente al dinero que necesita para financiar su capital circulante sin tener que esperar al plazo legal de pago (30 o 60 días).

La factorización es, por tanto, una solución para financiar el capital circulante de una empresa. Sin embargo, tiene costes que pueden ser importantes en función de la entidad de factorización elegida. Además, existen diversos tipos de factorización, como la factorización inversa, por lo que debe comprender cuál es el mejor para su situación.

Para evitar estos costes significativos, también puedes utilizar Hero. Nuestra solución de pago ofrece una especie de factorización ofreciéndote el pago fraccionado. En términos prácticos, la plataforma se encarga de pagar tus facturas. Así, podrás saldar tus deudas en 3 o 4 plazos.

Demandez un devis personnalisé

Retrasar el pago a tus proveedores

Negociar mejores condiciones de pago con tus proveedores también es una solución para financiar tus necesidades de capital circulante. Al igual que en el punto anterior, en este caso Hero es la solución para usted. Pagamos a tus proveedores en la fecha de vencimiento estipulada en el contrato y tú puedes devolvernos el dinero mucho más tarde.

Financiación bancaria

Endeudarse es una de las soluciones para financiar su NCC. Si se trata de una necesidad importante y puedes recurrir en particular al crédito hipotecario de tesorería profesional.

Préstamos de explotación

Los préstamos de explotación son un préstamo a corto plazo concedido por un banco y destinado a cubrir déficits puntuales en la economía de su empresa. Por tanto, permiten a la compañía financiar gastos corrientes como salarios o alquileres durante el tiempo que necesita para cobrar sus créditos facturados.

Capital riesgo

El capital riesgo consiste en la suma de fondos aportados por inversores al capital de una empresa joven e innovadora que no cotiza en la bolsa. Estos últimos adquieren así acciones de la empresa y se convierten en socios de la misma, por lo que es una forma de que sus inversores apoyen financieramente el desarrollo de estas empresas innovadoras a cambio de obtener una plusvalía si se venden las acciones.

No cabe duda de que el capital riesgo permite disponer de liquidez para financiar el capital circulante. Sin embargo, abre el capital de su empresa a terceros. Este carácter dilutivo es su principal desventaja.

Además, no es necesariamente la mejor solución para financiar el capital circulante, sino más bien para desarrollar un negocio.

Con Hero, puedes financiar la necesidad de capital circulante de su pequeña empresa gracias a la opción de pagar tus facturas de forma aplazada o fraccionada. La ventaja es que mantienes el control de tu negocio, a diferencia del capital riesgo, donde perderás parte de tu participación accionarial.

¿Cómo puede financiar las necesidades de capital circulante al inicio de su empresa?

Cuando un empresario está a punto de crear una empresa, calcula las previsiones financieras mediante el establecimiento de un plan de financiación inicial. Es en este documento en el que tendrá que basarse para encontrar el capital necesario para poner en marcha su empresa.

Así es como, en el momento de su creación, las necesidades de capital circulante de la empresa se cubren principalmente con fondos propios y deudas.

Si bien puedes recurrir a distintos tipos de préstamos de tesorería para empresas, si recurres a Hero podrás cubrir tus gastos abonando a tus proveedores después de la fecha de vencimiento estipulada en el contrato. La plataforma se encarga de adelantar el pago de tus facturas. Luego, te corresponde a ti reembolsarlo entre 30 y 60 días después.

Hero también ofrece el pago fraccionado. Esto significa que puedes pagar tus facturas en 3 o 4 plazos.

Demandez un devis personnalisé

¿Cómo puede optimizar su necesidad de capital circulante?

Hemos visto que la NCC es un factor especialmente importante en una empresa. Controlarlo y optimizarlo significa preservar la salud financiera de la compañía. Esto implica las siguientes vías:

Negociar condiciones de pago óptimas con los proveedores

Cuanto más tiempo tenga para pagar las facturas de sus proveedores, mejor podrá optimizar la economía de su empresa. Para ello, puede utilizar el argumento relativo al volumen de pedidos. También puede pagarles más tarde con soluciones como Hero.

Reduzca al mínimo los plazos de liquidación con sus clientes

Una de las palancas de la eficacia en este contexto es fomentar el pago al contado. Por ejemplo, puede ofrecer un descuento para que sus clientes paguen sus facturas más rápidamente. También puede cobrar los pagos directamente con soluciones como Hero.

Demandez un devis personnalisé

Reducir los plazos de entrega de los productos

Por lo tanto, es necesario mantener un stock mínimo y pedir mercadería durante los periodos en los que el inventario está escaso. En este caso, los plazos de reposición pueden ser más largos. Hay que vigilar de cerca el stock para evitar que se agoten.

Protegerse contra los impagos

Optimizar sus plazos de pago es una cosa, pero también debe asegurarse de que sus clientes puedan pagarle cuando llegue el momento. Para ello, tiene que estar mejor informado sobre la capacidad de pago de sus potenciales clientes, evaluar mejor el riesgo del cliente y establecer un sistema de facturación eficaz y una política contractual adecuada.

En conclusión, la necesidad de capital circulante es un indicador clave para cualquier empresa. Supervisarlo y optimizarlo son las claves para garantizar la salud financiera de la compañía y, por tanto, su longevidad. Con Hero, puede optimizar la financiación de su NCC gracias a sus funcionalidades de pago aplazado y fraccionado.

Este artículo también podría interesarte:

Écrit par

Valentin Orru

Head of growth

04/06/2024